Limpieza y conservación de los castillos hinchables

96 151 00 68
Limpieza y conservación de los castillos hinchables

Por nuestra experiencia en la fabricación y venta de castillos hinchables en Valencia nos gustaría aprovechar este artículo para hablarte de las normas básicas de mantenimiento que se deben seguir en este tipo de instalaciones para conservarlas en perfectas condiciones el mayor tiempo posible y alargar con ello su vida útil.

Las tareas de mantenimiento de una atracción hinchable comienzan por la prevención de los posibles problemas. Por este motivo, el primer paso a dar antes de guardar un hinchable es limpiar toda su superficie, poniendo especial cuidado en las esquinas y pliegues cerciorándonos de que no queda ningún tipo de objeto que pueda provocar un pinchazo en su lona. Pueden pasarse, incluso, un aspirador con una boquilla especial para eliminar los restos de suciedad y arrastrar los posibles objetos que pudieran ocasionar una pequeña rotura en el castillo.

Otra precaución esencial que debemos tomar antes de guardar el hinchable es la de comprobar que la superficie está completamente seca. Es posible que se hayan derramado líquidos en su interior mientras se utilizaba o que se hubiera instalado sobre un suelo mojado, por eso, como especialistas en la fabricación y venta de castillos hinchables en Valencia te recordamos que guardar los hinchables húmedos puede dar lugar a la proliferación de hongos y uno de los mayores enemigos de la lona de PVC es el hongo producido por la humedad.

Para lavar un hinchable puede utilizarse un jabón neutro diluido en abundante agua y nunca utilizar utensilios que puedan rayarlo o rasgarlo. Una vez limpio, no olvides que debe estar completamente seco antes de plegarlo. Se puede recurrir a talco industrial para secarlo más rápidamente.  Por último, desde Chequeguay te recomendamos almacenarlo en un lugar  seco y protegido de la luz solar.

haz clic para copiar mailmail copiado