La recuperación de un hinchable

96 151 00 68
La recuperación de un hinchable

Son diversas las razones que pueden llevarte a la necesidad de acometer la reparación de hinchables en Alicante. También son diversos los tipos de daños que pueden sufrir, con independencia del tamaño, pues puede tratarse tanto de grandes castillos hinchables como de sencillas colchonetas. No necesitas deshacerte de un hinchable que ha sufrido daños.

En general, podemos agrupar las causas de las roturas de hinchables en dos: el factor humano y el desgaste por el uso. Forman parte del factor humano las rasgaduras o destrozos causados por una mala utilización del hinchable, entre los que podríamos incluir los actos de vandalismo. También causas accidentales durante el uso pueden llevarte a la necesidad de recurrir a un profesional para la reparación de hinchables en Alicante, como la presencia de piedras en un castillo; las piedras pueden dar lugar a desgarros cuando los niños saltan en él. Además, también se pueden producir destrozos en el momento del transporte o en el proceso de almacenamiento por una incorrecta protección. En cuanto a los daños por desgaste, siempre dependerá de la antigüedad y calidad del hinchable.

Una vez que, con independencia de la causa, se produce el daño, no es necesario dar por finalizada su vida útil. Con una intervención profesional, el hinchable puede volver a cumplir sus funciones sin mermar en sus características, ya se trate de roturas en zonas más resistentes como la lona o más delgadas como el vinilo. Además, es importante que repares el daño lo antes posible para evitar que se agrave y el arreglo sea más difícil y costoso.

Un último aspecto que debes tener en cuenta, desde nuestra experiencia en Chequeguay, es la necesidad de revisar el estado del hinchable antes de su utilización. No hay nada más descorazonador que descubrir una rotura el mismo día de su empleo, tanto si se trata de un hinchable para uso doméstico como profesional.

haz clic para copiar mailmail copiado